Complicado debut en monoplazas para Pepe Martí en Dubái

El piloto catalán debutó la semana pasada en la Formula 4 UAE, donde a pesar de mostrar un buen ritmo, un cúmulo de lances desafortunados le dejaron sin opciones de sumar sus primeros puntos en monoplazas.




El Autódromo de Dubái acogió la primera ronda de la Formula 4 UAE entre el 14 y el 15 de enero. Pepe Martí, con el equipo Xcel Motorsport, protagonizó un agridulce debut, que finalmente le privó de sumar sus primeros puntos en Formula 4, tras realizar una buena actuación en las sesiones de clasificación.


El fin de semana de Martí empezó de manera positiva, con el mejor tiempo en la única sesión de entrenamientos libres. El barcelonés mantuvo el buen rendimiento con las dos sesiones clasificatorias, en las que consiguió el segundo puesto en parrilla para las dos carreras del jueves y el sexto para la primera del viernes.


En la carrera 1 consiguió ponerse primero y empezó a liderarla con buen ritmo pero en el ecuador de esta, fue alcanzado por otro piloto con quien estuvo luchando intensamente. Desafortunadamente durante la pelea se vio obligado a salir de la pista e irse a la parte sucia, donde patinó e impactó fuertemente contra el muro. Los desperfectos del coche le impidieron que pudiera estar reparado para correr la Carrera 2.


Las dos carreras del viernes sí que pudo disputarlas, pero la suerte no mejoró. Un trompo y posterior problema eléctrico le obligó a abandonar en la primera vuelta de la Carrera 3, lo que le dejaba en último lugar en la parrilla de la última carrera. En ella, Martí se abrió paso y ganó varias posiciones hasta que, una vez más, tuvo que retirarse por problemas en el cambio de su monoplaza.


Ha sido, en definitiva, un debut para olvidar, pero en el que también ha habido aspectos positivos. EL ritmo mostrado indica que, cuando tenga mejor suerte, Martí podrá estar luchando arriba. La próxima oportunidad llega esta misma semana en el Circuito de Yas Marina, que acoge la segunda ronda de la F4 UAE. Martí llega a esta cita motivado y con ganas de darle la vuelta a la situación adversa tras la primera ronda.