top of page

Mónaco : "Ha sido un fin de semana de muchas emociones"


El talento español se adjudicó la victoria en la carrera al sprint del Gran Premio de Mónaco tras una actuación magistral, terminando a 8.123 del segundo clasificado.

Martí, que sigue adquiriendo experiencia y sumando logros a su palmarés, salió de Mónaco con ganas de llegar a la próxima carrera en lo que será su gran premio de casa.

“Ha sido un fin de semana de muchas emociones. Desde el primer entrenamiento libre todo era un descubrimiento total, al ser un circuito que no conocía… Me voy de Mónaco siendo uno de los ganadores del fin de semana y eso me hace muy feliz”.





Pepe Martí vivió un fin de semana frenético en el Gran Premio de Mónaco. Era su primera vez en el trazado de Montecarlo, siendo una pista totalmente urbana. El joven piloto va dando pasos adelante en su carrera profesional, sumando experiencia y dejando huella, puesto que ganar en Mónaco es un gran hito.


Fue la carrera del sábado, en la que Martí dominó de principio a fin con el estilo de un campeón. Supo aprovechar su “pole” llegando en cabeza al primer viraje de “Saint-Devote”. Mantuvo el primer puesto durante la primera vuelta, y durante toda carrera después de la neutralización de la prueba por el coche de seguridad a causa de los incidentes en la vuelta inicial. Marti fue aumentando levemente la diferencia respecto al segundo clasificado para intentar llevarle más de un segundo en el instante de activación de los DRS. Cumplió su objetivo y a partir de aquel momento gestionó con autoridad su posición de líder, aumentando espectacularmente su ventaja, sin gastar excesivamente sus neumáticos. Cruzó la línea de meta terminando 8 segundos por delante del segundo clasificado.


El domingo en la segunda y última carrera del fin de semana, Martí partía desde la undécima plaza y tras una carrera de supervivencia, intentando sumar puntos de cara al campeonato, cruzó la meta en la novena posición. El barcelonés salió de Mónaco ocupando la sexta posición del campeonato con 37 puntos después de tres citas disputadas.


“Ha sido un fin de semana de muchas emociones. Desde el primer entrenamiento libre todo era un descubrimiento total, al ser un circuito que no conocía. Además, fue en condiciones de mojado y eso complicaba el hecho de tener una idea clara del coche de cara a la clasificación. La pista se fue secando pero no tuvimos la oportunidad de hacer muchas vueltas en seco. Después, la qualy no fue todo lo bien que podría haber ido, además en mi mejor vuelta había un poco de tráfico. Terminé sexto de grupo, que por una penalización del piloto que tenía delante, derivó en pole para la carrera al sprint del sábado. Fue una carrera casi perfecta, salimos bien y lideramos de principio a fin, con buen ritmo. Una sensación bestial ganar en este circuito, tan mítico y especial para todos los pilotos. En las últimas cinco vueltas de la carrera estuve como en ‘trance’, fue una cosa muy extraña. Estaba en un nivel de concentración tan alto, que me alejé de todo lo que había a mi alrededor, estaba muy concentrado en conducir. Fue muy especial ganar aquí, es algo que había imaginado muchas veces siendo niño y poder lograr un sueño así es increíble. En la carrera del domingo, hice una buena salida, me puse bien pero justo cuando quería adelantar al coche que me precedía, el piloto se vio ralentizado por el que tenía delante, y esto me hizo perder un puesto. Después, pude mantener mi posición. Por un problema de comunicación con mi ingeniero, no pude aprovechar los segundos de penalización que le pusieron al piloto que figuraba delante mío en la clasificación, y terminé noveno cuando habría podido sumar más puntos en el campeonato. No obstante, muy contento con mis sensaciones y de todo lo aprendido. Tengo muchísimas ganas de seguir trabajando y de que llegue el gran premio de casa en Barcelona los próximos días. Me voy de Mónaco siendo uno de los ganadores del fin de semana y eso me hace muy feliz”.

Comments


bottom of page