Pepe Martí brilla en sus primeros test en la FIA F3 en Valencia

El piloto español consiguió meterse en posiciones de mitad de tabla en las pruebas postemporada del tercer peldaño de acceso a la Fórmula 1, pese a ser el más joven de los 36 participantes.


El barcelonés no acusó su estreno en la competitiva categoría, a pesar de que el resto de pilotos contaba con muchas más horas al volante del exigente monoplaza.


Me he sentido bastante bien en mis primeros días en el Fórmula 3; aún queda margen de mejora, pero estoy satisfecho por estar cerca de los 15 primeros”.



Pepe Martí ha sido uno de los principales protagonistas de los tres días de test postemporada de la FIA Fórmula 3, la categoría de monoplazas que conforma el tercer escalón de la pirámide de acceso a la Fórmula 1. El español de 16 años, el más joven de los 36 pilotos presentes en el Circuito Ricardo Tormo de Cheste (Valencia), ha logrado colarse al volante de uno de los Dallara F3 de Campos Racing en los puestos de mitad de tabla dentro de una parrilla con mucha más experiencia que él.


Martí fue cogiendo confianza desde el lunes, que arrancó sobre mojado, lo que le obligó a montar para sus primeras vueltas los neumáticos rallados de Pirelli –también nuevos para él– en su Campos Racing, escudería que cuenta con el apoyo de Auser, concesionario y taller oficial de Renault y Dacia del grupo Movento. Pero el asfalto se fue secando a medida que avanzó la jornada y el catalán acabó con 84 vueltas su primer día de test al volante de un Fórmula 3. En la mañana del martes ya logró bajar en más de 1,4 segundos su mejor registro y acabó top 15, después de sumar otras 78 vueltas en su haber.


La última doble sesión de este miércoles le ha servido a Martí para seguir sumando kilómetros (otras 44 vueltas más) y experiencia, a pesar de que un incidente en pista por la mañana le ha hecho rodar algo menos de lo que estaba previsto.


“Me he sentido bastante bien para ser mis primeros tres días de test en un Fórmula 3. Obviamente, aún tengo cosas que aprender del monoplaza y creo que hay mucho margen de mejora. Acabo bastante satisfecho porque no esperaba estar entre los 15 primeros, ya que venía sin expectativas, solo a aprender y a entender el coche. Eso también me ha ayudado, porque he pilotado sin presión”, ha comentado Martí después de tres días realmente intensos y productivos.


“Este monoplaza es totalmente distinto y diferente a cualquier cosa que haya pilotado antes, sobre todo porque en un circuito tan corto como Cheste, va 12-13 segundos más rápido que el F4. ¡Se nota la diferencia! El principal cambio es la aerodinámica, ya que en el FIA F3 es bastante más compleja respecto al F4; pasamos por curva a mucha velocidad. Aparte de eso, con el F4 después de casi toda una temporada ya no sufro físicamente, pero con este las vueltas consecutivas se notan y te exprimen. El volante se endurece mucho por la aerodinámica y te exige más”, explica el barcelonés las diferencias entre el F4 con el que compite en el F4 Spanish Championship este 2021 y el monoplaza de la FIA Fórmula 3.


“El equipo me ha dicho que están contentos con cómo he hecho las cosas, aunque estoy seguro que también saben que hay margen de mejora. Pero son detalles que hay que ir aprendiendo, es una categoría diferente y entre otras cosas hay que entender los neumáticos, ya que es mi primera vez con Pirelli. Cuanto más siga rodando con este monoplaza, más iré aprovechando y sacando el potencial del coche y de mí mismo“, añade.


A Martí aún le queda por disputar la última cita de la temporada del F4 Spanish Championship, que se celebrará en el Circuit de Barcelona-Catalunya los próximos 13 y 14 de noviembre. El catalán llega como tercer clasificado de la general del campeonato (2º de entre los rookies) en su primera temporada en monoplazas, donde suma seis podios en las nueve últimas carreras disputadas.