top of page

Pepe Martí, salvando las adversidades en Kuwait.


El joven piloto ‘salva los muebles’ en la segunda prueba de la FRMEC, llevándose algunos puntos a casa tras un fin de semana de adversidades.

Martí volvió a protagonizar grandes remontadas, de las que consiguió un gran aprendizaje, y le permitirán volver más fuerte a la cuarta cita. “Podríamos haber estar mucho más cerca de los de delante pero no fue posible. Fue un fin de semana muy complicado en general, pero por lo menos nos llevamos algunos puntos y estamos orgullosos de ello”.






Pepe Martí completó la segunda prueba de la Fórmula Regional Medio Oriente en Kuwait, superando un cúmulo de adversidades y logrando entrar en los puntos.

El viernes arrancaba un día intenso con las sesiones clasificatorias y la primera manga. Tras haber realizado un gran trabajo en los entrenamientos libres, piloto y equipo (Pinnacle Motorsport) tenían un buen conjunto para afrontar el día con garantías. No obstante, el equipo realizó unos cambios que no le beneficiaron a la hora de conducir y no fue hasta la Q2 cuando se pudo lucir un poco más. En la primera carrera del viernes, la mala fortuna llamó a la puerta y un incidente de otro piloto dejó a nueve participantes fuera de pista, uno de ellos Pepe. “El día fue bastante bien, pero luego en la Q1 dimos un paso atrás porque hicimos unos cambios en la configuración del coche que no nos favorecieron y nos impidieron estar más delante, teniendo ritmo para ello”, comenta Martí.

“En Q2 mejoramos el coche y pudimos hacer una mejor vuelta para lograr el sexto puesto, muy cerca del tiempo del cuarto clasificado. Estaba contento con esa vuelta porque vimos que volvíamos a tener ritmo después del contratiempo de la primera sesión”.

“En la primera carrera salí bien, me puse en paralelo con el coche de delante y al llegar a la frenada, hubo un coche que venía 50-60km/h más rápido y se nos llevó por delante. Nueve coches fuera, incluido el mío. Una situación un poco patética a la vez que peligrosa, no había visto algo así en mi vida. Un coche volcó y 9 coches en total destrozados por culpa de dos pilotos...Es inaceptable, pero no se puede hacer nada”.

Martí afrontaba el segundo y último día de carreras con cuatro ruedas nuevas disponibles para la última de ellas, y a pesar de que terminó siendo otro día de adversidades, pudo sumar puntos e irse a casa habiendo salvado los muebles de un fin de semana complicado.

“El sábado fue un poco mejor, en la primera carrera estábamos bastante delante, íbamos completando adelantamientos y pasamos del 20 al 10. Hubo un safety car y si no hubiera sido por eso, hubiéramos luchado por más puntos, pero la carrera en general fue buena”.

“En la segunda carrera completamos una buena salida, me puse cuarto, pero después me di cuenta que no teníamos nada de ritmo. Fue una carrera de lucha constante, intentando defenderme y maximizando las prestaciones que tenía, que eran muy escasas. Una decepción porque podríamos haber estado mucho más cerca de los de delante, pero no fue posible. Fue un fin de semana muy complicado en general, pero por lo menos acabamos sextos, nos llevamos algunos puntos y estamos orgullosos de ello”.


留言


bottom of page